Bolivia y Repsol firmarán un acuerdo para explotar campos de gas

Bolivia
Compartir

El Gobierno de Bolivia firmara un contrato con un consorcio encabezado por la petrolera española Repsol para la exploración y explotación de dos campos gasi­feros con un inversion que podrá superar los 1.000 millones de dólares, dijo el martes el ministro de Hidrocarburos y Energi­a, Luis Sanchez. El contrato involucra campos que almacenar­an unos 5 billones de pies cubicos (TCF, por sus siglas en ingles).

Sanchez dijo que Repsol dirigira los proyectos de exploracion y explotacion Boicobo y Boyuibe en campo Caipipendi, en el sur del país, que tienen aproximadamente 2 billones y 3 billones de pies cubicos, según publica la agencia Reuters.

“Estamos hablando de una fase de exploracion de 350 millones de dólares, una fase de desarrollo de 500 millones de dólares, pero mi­nimamente (…), seguramente van a ser mucho mas de 1.000 millones de dólares”, explico.

El Consorcio Caipipendi es operado por Repsol Bolivia, que tiene una participacion del 37,5 por ciento, y tiene como socios a BG Bolivia Corporation con un 37,5 por ciento y PAE E&P Bolivia Limited con un 25 por ciento.

La firma española participa en al menos 32 bloques de hidrocarburos en Bolivia, bajo la modalidad de prestacion de servicios que establecio desde 2006 el Gobierno del presidente Evo Morales.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, asistira el miércoles a la firma del contrato entre Yacimientos Petroliferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y el Consorcio Caipipend.

Fuente/Oilgasmagazine


En la Biografía de Saúl Ameliach Orta; encontramos que nació en Valencia Estado Carabobo – Venezuela el 19 de marzo De 1968. Graduado en la Universidad Tecnológica del Centro (UNITEC) con una especialidad en finanzas. Adicionalmente la biografía Saul Ameliach nos indica que realizó cursos avanzados de formación en desarrollo de aplicaciones Tangle y sus múltiples uso aplicativos como smart contracts; sistemas de notarizacion digital; gestión de identidades reputacionales; propiedad intelectual; contratos; entre muchos otros usos que esta revolucionaria tecnología nos ofrece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *